Ultimas Noticias

LA FUNDACIÓN MARISTA CUMPLIÓ 25 AÑOS

Cumplió 25 años de existencia la Fundación Marista, una comunidad de trabajo que cada día suma esfuerzos para que muchos niños, niñas, adolescentes y jóvenes, especialmente los más desprotegidos, puedan alcanzar su máximo desarrollo personal a través de su educación y de su promoción social.

Fue en diciembre de 1994 que inició su andadura bajo la denominación de «Fundación MarCha», evocando a San Marcelino Champagnat y anhelando ser una herramienta eficaz de la solidaridad marista. 

Por iniciativa del Hno. Amelio Carducci, nace en el seno del Colegio Champagnat de Buenos Aires otorgando un marco jurídico-legal al intenso trabajo solidario a favor de los más vulnerables que llevaba a cabo un numeroso grupo de padres y alumnos de la institución.

Desde el comienzo, el Hno. Amelio, su fundador y creador, consiguió el apoyo de padrinos y colaboradores y buscó extender la acción solidaria más allá de la Capital Federal. Concretamente la enfocó hacia lugares del Conurbano bonaerense y hacia otros más alejados: la Isla del Río Diamante, barrio periférico de San Rafael, Mendoza, y Calilegua, Jujuy, en este caso hacia el “Taller Fernandito” destinado a niños y niñas con capacidades diferentes.

En el año 2000, las Comisiones de Solidaridad de las entonces Provincias Maristas de Río de La Plata y Córdoba ─que venían trabajando en red desde hacía varios años─ deciden enmarcar sus proyectos solidarios aprovechando las posibilidades que puede brindarles una Fundación como MarCha.

Tras el cambio de nombre, por Acta interna del 5 de octubre de 2000, la Fundación MarCha pasa a denominarse Fundación Maristay queda registrada como tal ante la Inspección General de Justicia el 4 de diciembre de 2000 bajo resolución 001364.

El 14 de junio de 2004, el Consejo de Administración de la Fundación Marista aprueba una “modificación sustancial de los Estatutos fundacionales elaborada y proyectada sobre la base de estudios, consultas y reuniones de trabajo”.

Básicamente se buscaba asegurar estatutariamente que la Fundación se mantuviera fiel al espíritu marista, se inspirara siempre en la misión de la Congregación de los Hermanos Maristas y asumiera como propio el contenido de dicha misión, el mandato, el carisma y los criterios de actuación (Cfr. Art° 2 de los Estatutos de la Fundación).

Por todos los anhelos y los logros obtenidos a lo largo de estos 25 años, siempre al amparo de Jesús, de San Marcelino y de la Buena Madre, para hacer memoria  y honrarla, y seguir alentando sueños y Esperanza, la Fundación Marista convocó en un almuerzo fraterno a los Hermanos de la Congregación vinculados a su historia, al Consejo de Administración, al Equipo de trabajo y a algunos de los integrantes de los Centros Educativos Comunitarios más cercanos.Damos gracias  a Dios por el don recibido.